Lalywood

Lalywood

Laly Alejandra Balcazar Arevalo, caleña, la menor de dos hermanas y bailarina desde siempre, ha recorrido el mundo rompiendo prototipos, una mujer creadora que es intersección de culturas.

Desde niña participó en grupos de danza. Vivió 15 años en Francia, en el 2006, se trasladó a la Isla de Reunión y allí tomó la elección de seguir su pasión, conectarse con el entorno y la divinidad a través de la alegría que le da danzar.

Durante el tiempo que ha vivido en la India, se siente en casa, logra descifrar toda esa cultura con los ojos del alma. El hecho de ser latina,  vivir más de una década en Europa y luego conocer la India, le ha permitido ver sin prejuicios  todas las culturas, extraer de cada una lo más hermoso, convertirse en una mujer sabía que observa sin juzgar, que va más allá de la estética y las comodidades, que logra valorar la riqueza espiritual, respetar todas las creencias y ser portadora de un mensaje que invita despertar, a mantener la conciencia, a respetar al otro por la divinidad que vive en él y a crear un entorno de armonía.

Toda esta aventura la ha compartido al lado de su esposo David y sus hijos Mariam y Arthur,  quienes han observado su evolución, estos últimos sin duda, han   experimentado momentos complejos al verse obligados a compartir el tiempo de su madre con los estudiantes de la escuela Saravasti y su dedicación al ser maestra. Pero también han recibido el regalo de experimentar un amor más universal, una familia que se expande más allá de los vínculos de sangre, porque logran crear verdaderos lazos de hermandad, con los que llegan a la escuela llenos de curiosidad para aprender de la cultura Indi y su danza.

Durante el 2017, tuvo que enfrentar el desafío de superar una lesión que la incapacitó por varios meses, lo cual le permitió descubrir su fuerza interna. Dice Laly, “decidí creer en mi destino y dejar todo en manos de la divinidad”. Mientras esperaba la decisión de si era necesaria una cirugía, pudo darse cuenta de la madurez de sus alumnas de Danza Clásica Odissi a las que seguía orientando y corrigiendo posturas  desde su silla de ruedas y contó con la valiosa ayuda de su hija, quien se hizo cargo de la mayoría de sus clases. Todo esto la impulsó a realizar sagradamente todos los cuidados necesarios para retomar su rutina diaria de entrenamiento personal de una
hora y treinta minutos, sin contar las cuatro horas adicionales de danza junto con sus estudiantes, así que cuando volvió al escenario estaba colmada de gratitud y con más ganas que nunca de continuar haciendo lo que la  hace feliz: Danzar.

Uno de desafíos que enfrenta Laly día a día es la clasificación cultural, ya que para muchos dedicarse al arte es un hobby y no se cataloga como una profesión económicamente viable. Laly ha roto con esa creencia y dice con alegría, “tengo la suerte de vivir del arte y de hacer lo que me apasiona realmente, eso hace que sea una persona feliz y que todo fluya”.

A través de la danza ha encontrado paz y bienestar en su vida, para así contagiar de entusiasmo a mujeres de todas las edades (desde 5 hasta 72 años) logrando unir en un mismo escenario múltiples generaciones, a través de los ritmos clásicos y modernos de la India, en un espectáculo que crea y transmite magia.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google

Yo

Yo

He descubierto que hay muchas formas de mirarse, muchos reflejos de nosotros mismo, podemos incluso hacerlo en el espejo de los ojos de quienes amamos.

les comparto algo íntimo… una mirada llena de amor, de mi amiga, de mi
belle soeur:

Laura Quintero creció en Armenia, Quindío y vive en Cali. Tiene el don de la
palabra en el océano de números que la rodea, es un mar de letras que ve el paso rápido de las matemáticas en el vuelo de un albatros. La habitan la alegría, la música, el baile y la fotografía. Su rostro dibuja una sonrisa porque sigue su vocación. Su sensibilidad resuena con el otro desde su nobleza y calidez.

Laura ha reunido su integridad y pasión en su blog y su emisora virtual Buena Onda, como reflejo de la gran mujer que es, compañera, madre, hermana, hija, amiga, profesional…

Laura tiene la capacidad de recibir para florecer en la palabra, llevar la música y conversaciones a sus oyentes y lectores. Su experiencia de vivir en otras culturas le ha permitido construir un puente para transitar en la común unidad. Laura es una invitación a tener una larga y apasionada conversación y a descubrir en su voz y mensajes una ventana al mundo.

María Mercedes Echeverri García
Pedagoga, Compositora, Artista, sencillamente una mujer encantadora.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google

Héroes anónimos del circo

Héroes anónimos del Circo

Quién iba a pensar que el hecho de que me regalaran un boleto 2X1 para el circo, también iba a ahorrarme tres años de terapia, desde niña cambiaba de cera frente a una carpa de circo, de algún modo inconsciente evitaba asistir a una función, me inspiraba una sensación de
muerte, me paralizaba el Miedo.

Mi niña interior se sano una noche de sábado, con la magia de las dos horas que duró la función del circo de los Hermanos Gasca, la carpa violeta, las luces de colores, los vendedores de algodón, eran el preámbulo del show que dibujo sonrisas en todos los asistentes.

Hubo payasos que con humor irónico y narices rojas se involucraron con el público, hicieron que niños y grandes se emocionaran entre trompetas, tambores y cascabeles, además acróbatas que daban triples saltos mortales ,incluso 9 motociclistas suicidas que podían girar simultáneamente en una esfera, artistas tan valientes como para convertirse en Hombres bala.

Es cierto,   estos aristas viven el circo, reconocen  sus ancestros, evolucionan con el tiempo y  siguen  manteniendo una   tradición  tan antigua  que  hace parte de nuestro  inconsciente colectivo.  De una manera sorprendente encuentran la manera  de  hacerla nueva, una historia que se remonta a 3000 años atrás en China, Grecia y  Roma, ahora es  un legado cultural renovado que sin necesidad de maltratar  animales,  se han mantenido vigente reinventándose.

Me surgen preguntas  ¿dónde estudiará  el pequeño  acróbata que  hizo una función de equilibrio y fuerza? ¿Cómo será la  cotidianidad  de  toda  esa  hermandad preparando  tantos actos  nuevos para  mantenerse  al día? ¿Cómo aprenderán  a sonreír  más  allá de lo que pasa en sus vidas que ruedan por trailers? Su acento Mexicano, sus trajes de colores, los ponys,  los caballos y los payasos que con dignidad y  creatividad hicieron que literal lloráramos de la risa, hacen que estos artistas se conviertan en héroes que con pasión  intercambian “magia e  ilusión por  aplausos que se llevan en el corazón”, como  dicen en su canción  de cierre.

Les recomiendo que se escapen de la realidad  y se dejen llevar a otro mundo donde  se hace música con botellas y cascabeles, donde la  fantasía, la adrenalina y las carcajadas se confunden bajo una misma carpa.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google

¿Por qué Radio?

¿Por qué Radio?

En 1.992  un cambio  climático en Colombia, hizo que  se  tomaran  medidas  extremas para racionar  el servicio de electricidad,  esta “Crisis Energética”  que tardo más de un año en solucionarse  y  que  entre otras cosas  adelanto  el reloj de los colombianos en  60 minutos,  generó  algo maravilloso en mi  casa,  al  atardecer  se encendía  el radio y  alrededor  de  él  se sentaba la familia,   era el momento de  estar  juntos,  de  escucharnos, de reir,  y vernos  a la luz de las velas,  esto   hizo que valorara  esa sutil compañía  que  es la  radio,  que conecta, inspira y  te hace  imaginar.

Por  eso  hace  más  de un  año,   integre  ese  amor  a la  Radio, con  el  deseo  de   hacer Zoom   a los héroes  cotidianos, a  contar buenas  historias,   a buscar  esos  bosques  que crecen silenciosos y no se apoderan de las portadas de los diarios, por  este sueño,  nace una  emisora  por internet, Buena Onda  3,9.     para recordar la historia  y conectar  con buenas noticias;  Paralelamente  en mi  vida,  la  Revista   Ciudad  Nueva   por  décadas  ha sido  una fuente  de inspiración personal,  por  eso celebro  que  ahora  desde   esta  web,  pueda  hacer  un  Eco   de sus páginas   y  crear  un  nuevo  puente  entre los  oyentes  y   sus artículos  que son  una riqueza, que abren el pensamiento   al mundo,  su  actualidad  cambia paradigmas.

En palabras  de Cristhian   de Cali “ Ciudad Nueva  es una revista muy buena, con  contenidos  Alternativos”  y  Luis, también   de esta  ciudad  comenta  que  está  llena  de opiniones  interesantes,  Andres dice que  sus  artículos  le han permitido ver el mundo desde nuevas perspectivas,    Siento  que hay muchas voces  de aliento,  corresponsales, amigos  editores y hermanos  de alma que construyen este  espacio junto  a mí,  es como la   sala  de mi casa a  donde los invito  a  todos a  escucharnos,   aún si nos  separan kilómetros,  podemos  vernos con los ojos del alma, iluminados  ya no por  velas,  sino por el mismo  ideal,  el de  construir un mundo unido.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google

Laissez faire et laissez passer

Laissez faire et laissez passer

Es fácil pensar en Buena Onda, cuando todo va bien.
Es fácil desde la barrera alentar al torero cuando no son tus pies los que están sobre la arena.

No es tan fácil cuando pese a las barras y a los gritos de aliento sientes mojadas tus manos por la sangre de la cornada o cuando las lágrimas nublan tu juicio.

Mantener los niveles de energía tan altos para que las vibras sean todas positivas no es una tarea sencilla de realizar durante 24 horas al día, todos los días del año.

Hoy es un día así, pero me aferro al consejo de mi padre, “Respira, lo que ha de ser, que sea” .

Esta frase condensa tanta sabiduría, parece que inspiro los principios económicos del libre comercio, “laissez faire et laissez passer”, dejar hacer y dejar pasar, el mundo igual sigue girando, pareciera que también se la susurraron mis ancestros a Buda mientras meditaba y después comprendía el valor del “aquí y ahora” , el valor de la paciencia, que no se trata de no actuar, sino la sabiduría para aceptar y perseverar.

Una frase tan sencilla, parece que inspiro incluso a Facundo Cabral, cuando declara contra la crisis y dice: “ … la vida no es eso, me alejo de la contienda y de sus clamores para volver a la naturaleza que siempre tiene buenas noticias, entonces alcanzo la paz, que como la verdad está dentro de uno y recupero lo que soy” .

Medito y en mi mente aparece mi maestra, mi otra madre, Chiara Lubich y su consejo “hagamos acciones limpias, puras, una a la vez”, me aferro a esta idea, abrazo una de mis palabras favoritas “Esperanza” no puedo hacer más, no puedo controlarlo “solo miro y espero, se que a la larga la vida siempre triunfa y la vida es Amor”.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google

Pablo Neruda

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry’s standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Bomba nuclear

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry’s standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Papa Juan XXIII

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry’s standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

La batalla de los sexos

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry’s standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Cien años de soledad

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry’s standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Televisión

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry’s standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.